Dibuja tu propio mapa y haz que suceda.

El día que decides cambiar tu vida. Mis dos primeros micro hábitos.

Nunca creí que estuviera perdido, nunca me vi como una persona sin saber que hacer, nunca pensé que me levantaría una mañana sin un propósito.

Un día te levantas te das cuenta que has perdido todo, no tienes fuerza y mucho menos ambición.
Has dejado de ser disruptivo, has dejado de ser fresco, has dejado de ser …

Cada día me cuesta más, cada día me nace menos, cada día estoy mas plof, vamos cada día estoy más jodido.
Tienes una tensión interior que nunca habías tenido, te has convertido en una persona que no sabe lo que quiere , esta todo el día en tensión y deja todo para el último día. Vamos eres un saco de nervios y un procrastinator absoluto.

Luchando contra todo esto, haciendo mil planes, dos mil buenos propósitos, etc…

Me di cuenta que no estaba avanzando así que decidí realizar pequeños cambios, crear micro hábitos.
Para salir del estado de “cabreo con el mundo” decidí que era hora de sonreír, sonreír a todo el mundo. Esto lo que supuso fue un cambio de actitud hacia todo y todos y de casi todos hacia mi.

El segundo cambio fue dejar la critica, nos hemos vulelto críticos profesionales y la verdad es que me di cuenta que esto solo genera más insatisfacción,muchas veces criticamos por el mero hecho de sentirnos mejores. Así que cambie este habito por la construcción y la conversación.

Además de dejar de hablar de gente que no aporta, sacar lo tóxico.

A día de hoy llevo 15 días con el “cambio”, las primeras conclusiones son muy buenas. Afrontar y abordar todo con una sonrisa genera un cambio espectacular en las personas y en como afrontas tu día.

Despojarse de la critica te convierte en alguien menos cínico, menos quemado con lo cual enfocas tu día desde una mejor perspectiva.

Estos dos son mis pequeños micro hábitos pero habrá más estoy afianzando estos para poner en marcha muchos más para llegar a la ultraproductividad personal y profesional.

Leave a Reply